Encuéntranos en

PERIÓDICO CUBANO

El régimen impone racionamiento eléctrico a cuentapropistas pero no a hoteles del Estado

Noticias de Cuba

El régimen impone racionamiento eléctrico a cuentapropistas pero no a hoteles del Estado

Los afectados por esta medida de “ahorro” son solo los negocios particulares

La implementación de un limite en el consumo afecta a todos los cuentapropistas (YANELA PÉREZ RODRÍGUEZ/ ESCAMBRAY).

En medio de la situación coyuntural que afecta a la Isla debido a la escasez de combustible, el Gobierno cubano ha implementado el racionamiento de consumo eléctrico.

La medida de ahorro se implementa en beneficio para todos, sin embargo al régimen parece habérsele olvidado su ideología de pensar como país, pues los afectados por esta medida de “ahorro” son solo los negocios particulares.

Una publicación hecha por el medio digital 14yMedio indica que los hoteles del estado no tendrán que seguir dicha medida, se visitó a los hoteles Inglaterra, Telégrafo, Plaza, Vedado, Habana Libre, Cohiba, Packard, Manzana Kempinski, Presidente y Ambos Mundos y, en todos ellos, aun funcionaba el aire acondicionado a lo largo de todo el día.

Un restaurante en el Vedado tuvo que instalar ventiladores para luchar contra el calor.

“Lo siento mucho pero me han puesto una cuota fija de gasto eléctrico y casi no puedo encender el aire acondicionado”, comentó el dueño.

La medida afecta a Lourdes, una cubana que maneja una casa de hospedaje para turistas, y desde que se dio la noticia debe pedirle con pena a sus clientes que solo enciendan el aire acondicionado por un corto rato y que deben bañarse con agua fría para ahorrar energía.

“Cada uno de los cuartos que alquilo tiene un minibar, un aire acondicionado de esos que la gente le dice split y un baño con ducha eléctrica para calentar el agua. Ahora le he tenido que pedir a los clientes que enciendan el aire un ratico nada más y que traten de bañarse con agua fría”, relató Lourdes.

La cubana expresó que el ahorro es un pensamiento que se debe de tener cuando la necesidad lo requiera, sin embargo ella paga caro el consumo de luz para poder brindar comodidad a su clientela.

“Es verdad que hay que ahorrar, siempre hay que ahorrar, pero es que yo pago bien caro el consumo eléctrico para poder brindarle comodidad a mis clientes y ahora van a tener que sufrir calor porque no puedo pasarme de un plan que me han dado que está muy por debajo de las necesidades de este negocio”, comentó.

El medio digital indica que los altos consumidores, como establecimientos con hornos eléctricos, restaurantes y hostales que superan los 5.000 kilowatts al mes, deben pagar los kilowatts que consumen a partir de esa cifra a 5 CUP.

El dueño de otra casa para turistas indicó que llega a pagar unos 3.500 CUP al mes.

“Ahora, después de la reunión que tuvimos me han puesto un plan por el que no puedo superar los 2.500 y no sé cómo lo voy a hacer sin afectar el servicio”.

LA preocupación de los cuentapropistas es entendible pues no solo la calidad de los servicios que brindan se verán afectados, sino porque podrían perder sus licencias si pasan el límite establecido.

Suscríbete GRATIS para recibir noticias

Click para comentar

Comenta esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Noticias de Cuba

To Top