VEA EN VIVO a Carlos Armando Cabrera en entrevista a la reconocida actriz cubana Dianelis Brito
Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Luis Alberto García al gobierno: “Me enciende que nos echen los regaños”

Farándula

Luis Alberto García al gobierno: “Me enciende que nos echen los regaños”

El actor pide a las autoridades asumir la responsabilidad por el aumento de contagios

Luis Alberto García al gobierno. “Me enciende que nos echen los regaños a los ciudadanos”

Luis Alberto García al gobierno. “Me enciende que nos echen los regaños a los ciudadanos”.(Foto: Luis Alberto García Novoa-Facebook)

El actor cubano Luis Alberto García Novoa hizo un fuerte reclamo al Gobierno ante la incontrolable situación con el Covid-19 en el país.

El intérprete de Nicanor O’Donnell ha recurrido a las redes sociales para cuestionar el hecho de que el Estado cubano no asuma la responsabilidad ante el aumento de contagios de Covid-19, culpando únicamente a los ciudadanos de la actual situación sanitaria.

Por su importancia, la redacción de Periódico Cubano reproduce íntegramente el texto publicado por Luis Alberto García en su muro de Facebook.

650 positivos y contando. 4 fallecidos por segundo día consecutivo

Todavía estoy esperando a que nuestro gobierno se reconozca a sí mismo como responsable, junto a todos nosotros, del repunte de la COVID 19 en territorio cubano.

Los medios de difusión estatales estuvieron durante meses inyectándonos en vena que Donald Trump y Jair Bolsonaro habían preferido el dinero y la economía por encima de la salud de los ciudadanos norteamericanos y cariocas.

Acá terminaron haciendo lo mismo. Por mucho que traten de adornarlo o maquillarlo. Lo mismo.

Puedo entender que digan que la disyuntiva para Cuba era “abrir fronteras o morirnos” Que la falta de liquidez monetaria ya nos estaba ahogando. Que “cobrar o no cobrar”… era “that is the question”. Pero admítanlo. Asúmanlo. Escaquearse no está bien.

No nos hagan aparecer como los únicos culpables. Me enciende que nos echen los regaños únicamente a los ciudadanos.

¿Quién les dijo que éramos el pueblo más disciplinado y consciente del mundo mundial?

¿De veras creyeron que un cubano o una cubana, sin ver a sus padres, hijos, hermanos, tíos, primos, “cúmbilas”, durante meses o años, iba a aguantar días encerrado o encerrada a cal y canto en una habitación de su casa sin abrazos ni besuqueos? ¿Compartiendo cocinas, vajillas, mesas, baños y muebles mientras alguien del clan familiar limpiaría con hipoclorito o gel desinfectante cada superficie y utensilio dos segundos después del paso del sospechoso?

No es la primera vez que el protagonista del filme cubano Clandestinos manifiesta su descontento con las decisiones de la alta dirección del país.

Luis Alberto García fue otro de los artistas dentro de la Isla que manifestó su solidaridad con los jóvenes que el pasado año iniciaron una protesta pacífica frente al Ministerio de Cultura y exigieron ser escuchados por las máximas autoridades culturales de la Isla.

“Me habría gustado estar ayer frente al Mincult, pidiendo ser recibido junto a tantos otros. Como uno más…Pensar diferente no puede ni debe ser una vía expedita a una prisión ni a soportar vejámenes”, dijo el actor en su cuenta de Facebook.

“No ser revolucionario en Cuba no debe condenar a alguien a una “no vida”, a que le cierren todas las puertas a un trabajo digno con el cual mantenerse a sí mismo y a sus familiares…A gritarle constantemente en su cara que las calles, el oxígeno, el salitre, los triunfos, la música, las escuelas, los derrumbes y las instituciones del país EN QUE NACIÓ, no son suyos, no le pertenecen y que por lo tanto, queda excluido de todas ellos y ellas, por decreto”, agregó.

“No veo diferencia alguna entre los que quisieran desaparecer del mapa a los disidentes cubanos, sean reales o fabricados y los que piden 72 horas para ametrallar comunistas si un día la revolución se viene abajo”, señala.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top