Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Según Bruno Rodríguez más de un cuarto del presupuesto de Cuba se invierte en salud

Noticias de Cuba

Según Bruno Rodríguez más de un cuarto del presupuesto de Cuba se invierte en salud

Con hospitales sin medicinas y que reciclan guantes desechables ante sus carencias, el régimen afirma que el sector salud es prioridad

Según Bruno Rodríguez más de un cuarto del presupuesto de Cuba se invierte en salud

Según Bruno Rodríguez más de un cuarto del presupuesto de Cuba se invierte en salud. (Collage: minoritenplatz8-Flickr, Rubén Leyanis-Facebook y Yalily Hernandez-Facebook)

Con un cuestionable control de la pandemia, en medio de la falta de medicamentos y con los hospitales enfrentando carencias de todo tipo, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, asegura que más de la cuarta parte del presupuesto nacional se invierte en el sector salud.

A través de su cuenta de Twitter, el Ministro de Relaciones Exteriores cubano afirmó que “ciencia y gobierno” se han unido para enfrentar la pandemia de COVID-19 en la Isla.

Sin embargo, la afirmación no es congruente con la realidad de Cuba por dos razones: el gobierno ha enfrentado con homeopáticos y no con medicinas la pandemia, es decir, con remedios “caseros” sin resultados científicos comprobados y cuyo uso es rechazado por la comunidad médica internacional.

Además, porque aunque actualmente hay menos de 200 casos activos de COVID-19 de manera oficial, instituciones médicas internacionales cuestionan el manejo que el gobierno cubano ha tenido de las cifras de la pandemia, por lo que la “victoria” proclamada por el designado presidente Miguel Díaz-Canel podría ser prematura.

“Ciencia y gobierno han articulado su acción para enfrentar la #COVID19 en #Cuba. 460 investigaciones de fármacos, equipos y dispositivos contra la pandemia, son respaldados por la preparación de un sistema de salud al cual se destina el 27,5% del presupuesto del Estado”, escribió Rodríguez en Twitter.

Con esto, el canciller cubano afirma que más de la cuarta parte del presupuesto total del Estado se destina al sector salud, uno de los sectores más castigados en la Isla y que no refleja esta inversión en la atención que dan a sus ciudadanos, que esperan horas para ser atendidos.

Deficiencias de los hospitales cubanos

Pese a la gran inversión que sugiere el funcionario castrista, los hospitales cubanos enfrentan carencias de los recursos más básicos, como equipos de protección desechables para sus médicos, en especial en medio de la pandemia de coronavirus.

Hace solo unos meses se dio a conocer que los médicos de uno de los hospitales de Matanzas se veían obligados a reciclar los guantes, que deberían ser desechables, hasta tres veces, una práctica antihigiénica y riesgosa en un sector tan importante como la salud.

Las carencias no se detuvieron ahí, pues una inspección más profunda de los hospitales de la provincia, en especial del Faustino Pérez, foco de un importante brote de COVID-19 en mayo pasado, reveló que dicha unidad llevaba más de medio año sin agua potable.

A la falta del servicio, que haría inoperable cualquier hospital en otro país, se sumaba la falta también de productos de limpieza y desinfección tan básicos como el cloro, además de equipos de protección.

Las denuncias de este tipo provienen desde grandes hospitales hasta pequeñas clínicas, que además del poco mantenimiento que reciben (con paredes y pisos rotos y llenos de hongos, tuberías y camas oxidadas y sábanas manchadas y rotas), enfrentan la falta de medicamentos.

Escasez de medicinas en Cuba

Desde los más básicos analgésicos y antibióticos, hasta medicinas para padecimientos como asma e hipertensión, farmacias y hospitales de Cuba están prácticamente vacíos.

Los cubanos se ven obligados a formarse horas o días en espera de que llegue la medicina que necesitan, misma que podría demorar meses.

Los hospitales no libran esta falta, pues los pacientes tienen que padecer internados con dolores sin que se les pueda atender por falta de medicamentos.

La “solución” del régimen cubano, principalmente en medio de la pandemia, fue el uso de homeopáticos, remedios que muchas veces resultan placebos, para prevenir y tratar la enfermedad.

Aunque la propia Organización Mundial de la Salud ha desaprobado el uso de estos remedios para combatir enfermedades, en especial virales, el régimen cubano invirtió en su fabricación y distribución, algo que además celebró a través de sus medios oficiales.

Mientras tanto, las verdaderas inversiones millonarias siguen concentrándose en el turismo, siempre procurado por el gobierno cubano y cuyos hoteles y aeropuertos sí reflejan el constante mantenimiento y cuidado que falta en los hospitales de Cuba.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top