Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Veterinarios en Cuba limitados por la falta de medicamentos, material y permiso para ejercer

Noticias de Cuba

Veterinarios en Cuba limitados por la falta de medicamentos, material y permiso para ejercer

“No hay rayos X. No hay ultrasonidos. No hay un laboratorio que valga la pena para detectar enfermedades complicadas”

Veterinarios no quisieran estar limitados a atender solo mascotas. (Imagen de referencia: Periódico Cubano).

Aunque el gobierno de Cuba accedió a permitir el ejercicio de la profesión veterinaria en el sector privado, los veterinarios podrían enfrentar varias dificultades para llevar a cabo su labor, entre ellas la constante escasez de medicamentos.

Según informó Diario de Cuba, luego de que se publicara el Decreto 20 de la Gaceta Oficial, que prohibía a los veterinarios ejercer por cuenta propia, las protestas de parte de activistas y profesionales hicieron ceder al gobierno, que permitió la labor, aunque solo para “animales afectivos”.

En ese sentido, de entrada los profesionistas vieron limitada su labor, mucha de la cual se desarrolla en el campo, con animales de granja, pero a esto habría que sumar otras carencias y dificultades que enfrentan.

El propio diario oficialista Cubadebate reconoció que los veterinarios contratados por el Estado no alcanzan a cubrir la demanda de todo el territorio, además de que ni siquiera ellos cuentan con todo el equipo y medicamentos necesarios.

Los profesionistas que pretenden ejercer por cuenta propia denuncian lo mismo, la falta de medicinas, instrumentos, equipo y material para atender apropiadamente a los animales, lugares dónde adquirirlos y lo costoso de lo poco que hay disponible.

El presidente de la Sociedad de Clínica y Cirugía Veterinaria de La Habana, Fernando Gispert Muñoz, afirmó al portal estatal que la situación aumenta las cifras de animales callejeros.

“Muchos protectores y profesionales advirtieron sobre la brecha sanitaria que el Estado no ha podido resolver éticamente: el servicio mejorado de los animales debido a la falta de insumos de las clínicas públicas y el aumento de los animales abandonados con el consecuente sacrificio por Zoonosis”, explicó.

Asimismo, el doctor en medicina veterinaria afirmó que la disposición de solo poder atender animales de compañía atenta contra la ética de los profesionales.

“Es decepcionante para un profesional que respete las leyes, que traigan un animal herido grave y tener que decir al propietario: ‘No es legal atenderte a tu animal, no puedo hacer nada porque me puedo meter en problemas legales, no tengo medicamentos, ni insumos, ni instrumentales, porque no puedo ejercer mi profesión de forma privada’”, señaló.

Sobre el permiso para atender animales “afectivos”, el director general del Centro Nacional de Sanidad Animal, Yobani Gutiérrez Ravelo, dijo a Cubadebate que todavía se está evaluando el alcance que puede tener el término.

“Debemos trabajar el concepto, porque hasta el día de hoy en Cuba el término se centra en perros y gatos, dejando fuera a otros animales. La situación se complejiza en las zonas rurales donde, por ejemplo, algunos consideran a su caballo como su animal afectivo, aunque también lo empleen para labores de trabajo”, agregó.

A esto se añade el inconveniente que implica que los animales que son necesarios para el trabajo no puedan ser atendidos en cualquier momento por el sector privado, pues implica además de una pérdida afectiva, una pérdida económica para sus dueños.

El funcionario agregó que también habría que definir qué actividades y procedimientos pueden aplicarse tanto en el sector estatal como en el privado, “tanto en vigilancia contra las enfermedades, diagnósticos, vacunaciones, como en todo el tema de las enfermedades zoonóticas y la importación o exportación de medicamentos”.

No obstante, independientemente del permiso para ejercer, los veterinarios están imposibilitados de hacerlo ante la escasez de medicamentos y utensilios, los cuales son insuficientes en medicina general, en los hospitales destinados a la población, y lo son aún más para los animales.

Un veterinario entrevistado por Cubadebate, que prefirió mantener el anonimato, afirmó que “para que existan veterinarios particulares tienen que existir lugares donde vendan los mismos medicamentos que usa el Estado”.

“Se deberían garantizar todos los medios o crear las condiciones para acceder a ellos. No hay rayos X. No hay ultrasonidos. No hay un laboratorio que valga la pena para detectar enfermedades complicadas, como la de la garrapata”, añadió el profesionista.

El jefe del departamento de epizootiología de la dirección nacional de Sanidad Animal, Manuel Peláez Reyes, culpó como es costumbre al bloqueo económico estadounidense, aunque este no incluye medicinas de ningún tipo.

Asimismo, afirmó que el gobierno está considerando que firmas extranjeras tengan una consignación de medicamentos dentro del país, aunque estos se venderían, también como es usual, solo en tiendas en dólares y probablemente demasiado costosos para que los veterinarios los adquieran por su cuenta.

Según el funcionario, ya se “diagnosticaron” las carencias y se buscará mejorar las áreas, las condiciones sanitarias, y los equipos, aunque no señaló una fecha concreta para que esto ocurra.

El Gobierno cubano tiene previsto aprobar el Decreto Ley de Bienestar Animal, que podría beneficiar a los veterinarios, pues se tendrá que garantizar salud universal para todos los animales.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top