Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Sin otra opción, cubanos se exponen al coronavirus en colas para comprar alimentos

Coronavirus en Cuba

Sin otra opción, cubanos se exponen al coronavirus en colas para comprar alimentos

Quienes hacen filas son, en su mayoría, personas de la tercera edad, el grupo más vulnerables al COVID-19

Sin otra opción, cubanos continúan exponiéndose al coronavirus en colas para conseguir alimento (CUBANET).

Una de las principales recomendaciones para evitar la propagación del coronavirus es evitar las aglomeraciones, pero en Cuba la población no ha podido darse este lujo.

Mientras en otros países algunos ciudadanos ignoran las recomendaciones de cuarentena para salir a pasear, divertirse o a las playas, en Cuba la gente tiene que exponerse debido a la escasez de alimentos.

La falta de productos básicos como pollo ha desencadenado colas inmensas, que si bien no son algo nuevo en la Isla, son un riesgo sanitario en medio de la pandemia.

Una de estas filas fue captada frente a la tienda La Alborada, en el municipio Cerro, en La Habana, donde una cantidad considerable de personas esperan cercanas una a otras, según informó CubaNet mediante un video.

La mayoría de los presentes eran personas de la tercera edad, el grupo más vulnerables al COVID-19 con la gran mayoría de las víctimas mortales.

El portal independiente afirma que imágenes como esas se repiten en varios centros comerciales de La Habana.

Mientras tanto, en Cuba ya se han reportado un total de 10 contagios y un fallecimiento, sin embargo siguen sin tomarse mayores medidas de precaución.

Declarar una cuarentena en la Isla resultaría difícil, pues el gobierno no puede garantizarles a los cubanos alimentos ni servicios básicos como la luz y el agua.

Aunque una de las principales recomendaciones para evitar contagios es lavarse las manos frecuentemente, los cubanos, que ya padecían la falta de productos de higiene como desodorante, toallas sanitarias y -el más esencial- jabón, ahora padecen también falta de agua.

El gobierno ha instado a los cubanos a “ser conscientes” y “ahorrar” el vital líquido, lo que constituye una carencia más de un recursos básico, tan básico como alimentos, medicinas, productos de higiene y combustible, que también hacen falta en la Isla y también generan inmensas colas para adquirirse.

Mientras esto ocurre, el régimen de Cuba sigue negado a cerrar sus fronteras, e incluso exhortó a los extranjeros a continuar viajando.

Tampoco se ha aceptado la suspensión de actividades escolares ni laborales, aunque el transporte público constituye un foco de infección importante y se encuentra siempre saturado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top