Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Un recuento comparativo del Trujillato y el Castrismo

Historia de Cuba

Un recuento comparativo del Trujillato y el Castrismo

A propósito del 30 del mayo, cuando en 1961 Rafael Leónidas Trujillo, fue abatido a balazos en una oscura carretera por unos valientes conspiradores en complot con agentes de inteligencia estadounidense…

Un recuento comparativo del Trujillato y el Castrismo

Cada dictadura, tanto de la llamada izquierda o la “derecha”, tiene sus peculiaridades. Pero todas —desde el romano Julio César, pasando por el francés Napoleón, hasta el nicaragüense Ortega hoy día— comparten ciertos denominadores en común. (Collage: Periódico Cubano)

Por lo general, las dictaduras modernas han tenido un punto final, de una manera u otra, incluso a través de una transición pacífica por las urnas, como sucedió en el Chile post-Pinochetista en 1990.  Sin embargo, la dictadura de los fraternos Rafael y Héctor Trujillo en la República Dominicana (R-D) llegó a su fin violentamente el 30 de mayo de 1961, hace 59 años.  Esa noche, el principal de los Trujillo, Rafael, fue abatido a balazos en una oscura carretera por unos valientes conspiradores en complot con agentes de inteligencia estadounidense.

Rafael Leonidas Trujillo (24/10/1891-30/05/1961), quien provenía del ejército, había arribado al poder por medio de elecciones fraudulentas en Agosto, 1930.  Por los siguientes 31 sangrientos años, gobernó el vecino país caribeño con mano férrea.

Cada dictadura, tanto de la llamada izquierda o la “derecha”, tiene sus peculiaridades. Pero todas —desde el romano Julio César, pasando por el francés Napoleón, hasta el nicaragüense Ortega hoy día— comparten ciertos denominadores en común.  En su libro THE DICTATOR’S SEDUCTION; POLITICS AND THE POPULAR IMAGINATION IN THE ERA OF TRUJILLO (Duke University Press, 2009), la historiadora Lauren Derby encajó a Trujillo en la tradición del populismo militarista que luego personalizó el controvertido Juan Domingo Perón en Argentina.  Esa es la tradición ejemplarizada actualmente por el excéntrico Nicolás Maduro, sucesor escogido de a dedo (la “dedocracia”) por el ya difunto ex golpista militarote “socialista” Hugo Chávez en Venezuela.

Cuando salió publicado el libro de la Dra. Derby tuve el honor de reseñarlo (en inglés y español) para varios medios en EE.UU. y en la misma Santo Domingo, ciudad capital dominicana.  Anteriormente había tenido la dicha de realizar investigaciones de campo etnográficas en áreas rurales dominicanas, donde escuché y coleccioné numerosas anécdotas acerca de los tiempos del trujillato.  Pero mi especialidad no es la historia en si; soy etnólogo, por lo que me sumergí en lecturas sobre la llamada “Era de Trujillo” para poder entender mejor el magnífico libro de Derby.  Confirmé que bajo el longevo Trujillato, entre otras malévolas características:

  1. Los militares devinieron en una casta privilegiada con gran control del sector económico.
  2. La adulación a la persona del dictador era un deber narcisista constante; se vivía una “doble moral” kafkiana fingiéndose lealtad absoluta.
  3. Si bien se toleraba la propiedad privada —aunque solo hasta cierto punto— todo le pertenecía simbólicamente al “Jefe” Rafael Trujillo, incluso la gente (el pueblo), desde simples campesinos y obreros, hasta reinas de belleza, atletas e intelectuales.
  4. Se organizó un ubicuo clientelismo; casi nadie se ganaba nada, casi nadie se merecía nada.  Prácticamente todo —desde un mero empleo hasta los servicios educacionales y médicos— era producto de la “generosidad” paternalista del “Máximo Líder”.
  5. Sólo se permitía su propio partido político —el Partido Dominicano— que ejercía una hegemonía similar a la de los partidos comunistas acaparadores en las sociedades de corte socialista-marxista (como la Cuba de hoy).
  6. Se creó un monstruoso aparato represivo de terror del cual fueron víctimas hasta sus propios ex colaboradores, en particular incluso intelectuales que bochornosamente le habían sido serviles.  El hogar que no desplegaba un letrero diciendo “En esta casa el jefe es Trujillo” se consideraba sospechoso por los temidos caliés, los chivatos en las barriadas.
  7. Se montó un infame complejo andamiaje propagandístico internacional cuyos tentáculos llegaban a influenciar universidades y medios informativos extranjeros.  Incluso, después de regresar de mi estadía en R-D a EE.UU. descubrí que una exclusivista universidad estadounidense con la cual había estado yo conectado le había otorgado en 1942 un doctorado honorario a Trujillo!
  8. Escondiéndose detrás de un falso nacionalismo, y con gran melodrama, se culpaba a los opositores externos de las fallas del gobierno (los disidentes internos eran eliminados).
  9. Finalmente, hasta horas antes del ajusticiamiento, se organizaban desfiles multitudinarios estilo fascista que convertían a Trujillo en el “centro carismático” de la nación.  Esas paradas carnavalescas, típicamente por el amplio malecón capitaleño dominicano, daban la falsa impresión que la dictadura contaba con el apoyo abrumador del pueblo.

Ahora bien, todo esto aplica, si peor, a la Cuba Socialista desde 1959.   Indudablemente, los hermanos Fidel y Raúl Castro arribaron al poder en 1959 con un gran apoyo popular, probablemente sin precedentes.  El pueblo estaba cansado de la dictadura militar de Fulgencio Batista (1952-59) quien había roto injustificadamente el ritmo constitucional con su golpe de estado en marzo, 1952.  Por cierto, Batista, quien era de origen afrocubano, había sido irónicamente el padrino del Partido Socialista Popular (comunista) décadas atrás.

Sin embargo, la popularidad de los Castro se fue desvaneciendo a medida que se veía claramente que iban tornando el bello país-isla en una sociedad más cerrada, militarizada, subdesarrollada, corrupta, disfuncional, y dependiente del extranjero de lo que jamás había sido antes.

Como lo indica la propia Derby, previo a los Castro, Trujillo no tuvo paralelo en las Américas como modelo perverso del autócrata absolutista.  Igualmente en ambos casos, el poder titular se traspasó estilo “dedocracia” de hermano mayor al menor: a Héctor Trujillo y a Raúl Castro, respectivamente, de facto transformando cada país en una ridícula semi-monarquía dinástica tropical.  Nótese, además, que los suplentes respectivos también fueron nombrados “generales” también de a dedo.

De igual manera, en ambas dictaduras la dedocracia prosiguió cuando les convino con “presidentes” civiles —si nominales— de hecho, títeres leales, con Joaquín Balaguer en R-D y Miguel Díaz Canel actualmente en la Cuba Socialista.  Para ser justo, admito que Balaguer jugó un papel clave más tarde en la transición hacia la democracia constitucional actual en la hermana R-D; que, como escribiera hace poco el escritor Carlos Alberto Montaner, no es el caso de Díaz Canel en la Cuba “revolucionaria”.

No obstante, las similitudes entre las tiranías de los Trujillo y los Castro incluyen el beneficiarse de una legión de intelectuales apologistas extranjeros (voluntarios, mercenarios o chantajeados) quienes regurgitan las consignas propagandísticas oficialistas (“fake news”).  Dichos acólitos —incluyendo periodistas— se dedican a “lavar” irracionalmente los excesos de sus déspotas predilectos.  La paradoja es que lo hacen desde cómodas “trincheras” en otros países donde no tienen que hacer cola para procurar leche para sus hijos.  Por si no fuese suficiente, esos vergonzosos defensores de las tiranías tratan de desacreditar a aquellos que favorecemos el concepto que el filósofo austriaco-británico Karl Pöpper llamó “la sociedad abierta”.

Los enemigos de la sociedad abierta continúan abogando por el fallido magnetismo totalitario de uno y otro extremo, los cuales, como vemos, se asemejan tanto en la práctica.  Pero el resultado final de toda tiranía es funesto, dejando un triste rastro de muertos, presos, exiliados, balseros ahogados, vidas arruinadas, y atraso socio-económico generalizado.  Véanse los ejemplos, entre otros, del trujillismo, el peronismo, el chavismo-madurismo, y el más longevo: el castrismo,

La triste noche del “patriarca vitalicio” ha quedado atrás afortunadamente para los dominicanos hace 59 años; pero la pesadilla dictatorial aún perdura para los cubanos en la otrora legendaria Perla de las Antillas.  Como lo expuso José Azel en su libro MAÑANA IN CUBA (University of Miami, 2010): ¿por qué no aspirar con optimismo a transiciones a la democracia liberal?  Ahí están los ejemplos (aunque ciertamente, no sin contratiempos) de la República Dominicana post-trujillista, así como la Europa Oriental postcomunista.

Solo el tiempo dirá dirá si en los años venideros, por fin, se deje atrás —en Cuba y el resto de Latinoamérica— la “ominosa tentación dictatorial”.

28 Comments

28 Comments

  1. Avatar

    Elis Sosa

    7 junio, 2020 at 6:06 pm

    Profesor Alum
    Su articulo es muy interesante y muy instructivo. Como Dominicana que soy, le repeto su conocimiento de la historia dominicat

  2. Avatar

    Victor Larger

    2 junio, 2020 at 7:39 am

    Muy interesante el escrito , me sorprendió el saber que el servicio de inteligencia de los Estados Unidos estuvo envuelto en el asesinato de Trujillo. No lo sabía, en contraste a lo que hicieron con grupos que trataban de tumbar al gobierno de Castro, los cuales vieron sus embarcaciones y armamentos confiscados constantemente y sus líderes humillados , como lo que hicieron con el Dr Miro Cardona .

  3. Avatar

    Julio Sabater

    1 junio, 2020 at 2:16 pm

    I enjoyed reading your article, so well written and documented. Even with the restrains of your limited space, you provided evidence for your claims along with your argument. I have a question: Did Trujillo ride the “Nationalist-Socialist” international wave initiated by Mussolini and Hitler? and followed by our military/populist dictators as Peron, Vargas in Brazil, and to a certain extend I would argue, Batista, too? Did he receive any support from this international movement?

  4. Avatar

    Paul Echaniz

    31 mayo, 2020 at 11:35 pm

    Felicito a Rolando Alum por sus excelentes observaciones sobre las dictaduras latinoamericanas, y en particular sobre la de Trujillo y la de los Castro. Aunque su énfasis sea en las similitudes, no se puede ignorar que en el caso de Trujillo, no había un gran apoyo extranjero, sin embargo, en el caso del castrismo hubo, desde su principio, el apoyo de la Union Sovietica y China. También tuvo el apoyo de la izquierda internacional con su maquinaria mediática y algunos amigos capitalistas poderosos, entre los que se encontraba David Rockefeller. Eso quizás explique su longevidad.

    • Roland Armando

      Roland Armando

      1 junio, 2020 at 12:14 pm

      Gracias al Ing. Paul [NYC]; pero, de nuevo, el énfasis aquí es –precisamente– en las similitudes, NO en las diferencias (eso sería otro escrito). No obstante, los apologistas del castrismo argumentan, como pobre excusa, que Trujillo era apoyado por, y que fue un producto del Gob. de EE.UU., cosa que es una exageración y es debatible. Como lo digo en mis escritos, Trujillo sí pagaba un enorme “lobby” en EE.UU. Hasta el NYTimes mismo se refería a él, al menos al principio, en términos favorables, o al menos neutrales, como lo hizo en su momento, por ej., con Lenin, Stalin, Hitler, Mussolini, et al. Fíjate que menciono en mi esritico que incluso una universidad (del estado de Pennsylvania), le otorgó un doctorado honorario, institución a la que le he pedido que retiren dicho honor. No confundamos la gimnasia con la magnesia. Los Castro han sido unos oportunistas que, desafortunadamente, posicionaron a Cuba como una ficha del tablero internacional en medio de la Guerra Fría (producto del ego de F.Castro), en vez de aprovechar la coyuntura y desarrolarla socio-económicamente, como lo habían prometido. ?Crees que la historia los absolverá?

  5. Avatar

    Maria Martin

    31 mayo, 2020 at 7:18 pm

    Nadie mejor que el Prof.Rolando Alum para hacer un recuento magistral historico de las dictaduras en las Americas. Es una descripcion fidedigna y conmovedora de lo que paso en cada pais. Solo que le falto mencionar que el General Pinochet fue el unico dictador que llamo a lecciones democraticas despues de haber estabilizado a Chile.

  6. Avatar

    Anthony Martin

    31 mayo, 2020 at 4:45 pm

    Very well written and informative. Professor Alum knowledge on the political history of both countries and analysis is very welcome.

  7. Avatar

    Omar Vento

    31 mayo, 2020 at 2:33 pm

    Excelente el artículo del estimado Prof. Alum. Uno de los comentarios señala como una de las difirencias de las dictaduras a la sutiliza o sofistición en muchas ocasiones de la dictadura cubana en sus maniobras represivas. Considero que también se debe señalar que la dictadura Castro-Comunista se ha caracterizado por un extraordinario sistema de adoctiranmiento, bajo una sombrilla idológica con grandes aspiraciones expansionistas,sin paralelos en nuestro continente.

  8. Rolando Alum Linera

    Rolando Alum Linera

    31 mayo, 2020 at 1:36 pm

    Gracias; pero esas tendencias se observaban, además, en administraciones anteriores. Por suerte, he tenido experiencia de gobierno, estatal, federal, y local. Pero, mas afortunadamente, en este gran país, con todos sus defectos, aun hay instituciones dinámicas [que van adaptándose con el tiempo], como nos enseña la antropología; y con largas tradiciones positivas. Como ha dicho el Dr. Azel, a quien cito, esa es una gran diferencia entre los estados Unidos del Norte, y los estados desunidos del Sur, para parafrasear al apóstol cubano José Martí. Hasta el mismo insigne S. Bolívar se declaró dictador en un momento. “Power tends to corrupt; absolute power corrupts absolutely,” as Lord Acton presumably said. Afortunadamente, por ejemplo, aquí, al menos aun, existe la rotación del poder ejecutivo, cada 4 años, con opción a la re-eleción por otros 4; y también existe la división de los 3 poderes clásicos, más el cuarto poder, y yo diría un quinto: el mundo académico. Desafortunadamente, los últimos dos mencionados –con grandes, si raras excepciones– excusan las tiranías del llamado III Mundo, como si en el sur, y los pueblos mayormente de tez algo mas oscura, no fuesen capaces de auto-determinación genuina. Cada uno, por supuesto, opina de acuerdo a su experiencia y percepción personal. Gracias, saludos.

  9. Avatar

    Dr. Nelson Amaro, Ph.D.

    31 mayo, 2020 at 11:46 am

    Releyendo las características del régimen de los Trujillo, se encuentra que bastarían estas observaciones para describir lo que está pasando en Cuba. El Dr. Rolando Alum ha hecho una magnífica pieza que merece expandirse para señalar las “dictaduras” que quieren imponerse en la actualidad en Venezuela y Nicaragua y también para alertar frente a populismos trasnochados de derecha que siguen pasos similares.

    • Rolando Alum Linera

      Rolando Alum Linera

      31 mayo, 2020 at 1:03 pm

      Muy honrado que el distinguido Dr. Amaro me lea desde Guatemala. Recordemos que Chávez, por ejemplo, no era más que un militarote golpista disfrazado de populista del “socialismo del Siglo XXI…” Su heredero Maduro ha logrado que la gasolina esté racionada en Venezuela!!!; si tomaran el poder en el Sahara –como dice un chiste que abunda por ahí– al poco tiempo la arena del desierto estaría racionada también. Como dijera Eric Blair [aka George Orwell], ninguna dictadura es benévola; y no me importa lo que digan los apologistas del Trujillato, del Castrato y del Chavismo que me atacan, con mucho honor.

  10. Avatar

    Roman Catholic

    31 mayo, 2020 at 10:13 am

    Censuraron mi comentario. Shame on you

    • Periódico Cubano

      Periódico Cubano

      31 mayo, 2020 at 12:29 pm

      Hola Roman

      Aprobamos los comentarios de forma manual una o dos veces al día. De esa forma evitamos comentarios que incluyan spam, enlaces hacia sitios dudosos, palabras groseras, violentas, racistas o vayan en contra de las políticas de debate de nuestro medio.

      Lamentamos los inconvenientes que pueda ocasionar la demora en la aprobación de los comentarios. Si son correctos y aunque estén en contra de la opinión del autor o el medio, serán aprobados. Entendemos que la libertad de opinión es un derecho humano.

      Gracias por ser nuestro lector. Estamos a su disposición.

      Saludos Redacción de Periódico Cubano

    • Prof. Rolando Alum

      Prof. Rolando Alum

      31 mayo, 2020 at 1:06 pm

      Seria un error; trata de nuevo–que yo sepa, el PERIODICO CUBANO solo censura si se usa un lenguage poco apropriado para ser publicado.

  11. Avatar

    clemente rolando acosta

    30 mayo, 2020 at 8:52 pm

    Great article, well researched and very appropriate to understand recent Latin American history and the response of the people to political manipulation by certain elites Thanks Dr Alum for your continue research on Cuba.

  12. Avatar

    Octavio López

    30 mayo, 2020 at 7:02 pm

    Un buen análisis del Prof. Alum. Hay un detalle que diferencia la represión trujillista y la del castrismo, ambas crueles pero no idénticas. La represión de Trujillo era brutal, pero más bien burda en esencia. En el caso del castrismo la misma abarca una amplia gama, que va de lo más sutil y refinado a lo más descarnado, con efectos más devastadores para cualquier disidencia. Otro aspecto que ha sido diferente en el contexto histórico de ambos procesos es la complicidad, tanto interna como en el ámbito internacional, por acción y por omisión, que ha favorecido mucho más al castrato que al trujillismo. Estos factores han sido determinates en la duración sexagenaria del régimen que gobierna hoy en Cuba.

    • Rolando Alum Linera

      Rolando Alum Linera

      31 mayo, 2020 at 12:54 pm

      Es cierto Octavio, y lo trato de aclarar en otros escritos sobre el tema–busca en Google, o esríbeme a la Univ. of Pittsburgh’s Center for LatinAmerican Studies. En todos los escritos el espacio está racionado, como la leche en Cuba… De todas maneras, el énfasis aquí no es en las diferencias, sino en las similitudes [busca también mis otros escriticos en Panoramas de la Univ. of Pittsburgh, en el Miami Herald [en inglés], en el Sun Sentinel [inglés]; varios de ellos reproducidos en Babalu Blog, etc. Gracias, y seguiremos expandiendo el tópico.

  13. Avatar

    Radames Suarez

    30 mayo, 2020 at 5:52 pm

    Excelente análisis de Rolando Alum que compara y contrasta las dictaduras de Trujillo con la de los hermanos Castro. ¿Uno se pregunta después de leer este perspicaz análisis si fidel castro que se inspiro en Adolfo Hitler and Benito Mussoilini no se habra inspirado también en Rafael Leonidas Trujillo?

    • Roland Alum

      Roland Alum

      30 mayo, 2020 at 6:27 pm

      Obviamente si; incluso, a pesar de las hostilidades iniciales entre los dos gobiernos, llegaron a un pacto secreto, una détente [no agresión], ya no tan secreta en la historia, alrededor de mediados de 1960. No obstante, el régimen acogió a ciertos “exiliados” dominicanos [incluso ex-trujillistas convertidos en anti-balagueristas] que el régimen patrocinó para incursiones estilo “guerrilleras”, que fracasaron, ya que los campesinos mismos los entregaron. Y nótese, aunque Balaguer nunca fue de mi predilección cuando yo residía allá, después de todo, había sido mas o menos electo. Sus opositores [el PRD] al fin lo vencieron electoralmente en 1978, aunque luego regresó al poder por más anos, y fue derrocado de nuevo, al fin, por las urnas, en 1996, elecciones en las cuales serví como Observador Internacional. La RD es un país muy interesante.

    • R. Alum, Jr.

      R. Alum, Jr.

      31 mayo, 2020 at 1:08 pm

      Y gracias de nuevo a Ray, a quien le debo el concepto de “lavar” los excesos de las tiranías por parte de los apologistas extranjeros.

  14. Avatar

    David Jimenez

    30 mayo, 2020 at 4:53 pm

    Excelente artículo, discrepo en la comparación de la dictadura Castrista Cubana con la de Trujillo. En mi humilde opinión solo las triste realidad que enfrenta la Venezuela de hoy y cuyo origen también nace de el Socialismo/Comunismo del cual fidel Castro es el padre en las Américas, puede ser comparada con el tamaño del crimen económico, moral, y humano que se ha cometido en Cuba por Fidel Castro y sus criminales.

    • Rolando

      Rolando

      31 mayo, 2020 at 1:13 pm

      David, gracias; afortunadamente tu nativo Ecuador se salvó de los desastres estilo Cuba Socialista, Venezuela chavista, etc. Ver el comentario de Dennis González aquí también para que entiendas algo mám a los apologistas extranjeros de las dictaduras, tanto de un extremo como de otro.

  15. Avatar

    ileana Fuentes

    30 mayo, 2020 at 4:26 pm

    Excelente texto del profesor Alum. Treinta y un años duró la dictadura trujillista en el poder (1930-1961). Treinta y cinco duró la de Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989); diecisiete la de Augusto Pinochet en Chile (1973-1990), y doce la de Anastasio Somoza en Nicaragua (1967-1979). Sesenta y uno lleva la dictadura castro-socialista en Cuba, desde 1959 hasta solo-Dios-sabe-cuándo. Dominicana y Cuba: dictaduras vitalicias y hereditarias. La de Cuba, parece interminable. Gracias, Alum, por este análisis.

    • R. Alum Linera

      R. Alum Linera

      31 mayo, 2020 at 1:16 pm

      Gracias ilustre Ileana; pero no hay mal que dure cien años.
      Los españoles parientes míos habían perdido la esperanza cuando Franco, y ya vez…

  16. Avatar

    Dennis E Gonzalez

    30 mayo, 2020 at 2:37 pm

    This is truly magnificent–congratulations to Professor Alum.
    I cannot understand how come there are still Americans who favor dictatorships for Latinamericans, but, of course, not for themselves. Maybe this is actually a sign of racism; that is, democracy is good for the “Anglos,” but not for the other Americans, those Spanish speaking.

    • Roland

      Roland

      31 mayo, 2020 at 1:20 pm

      Good observation–buena observación. Quizás sea cierto que nadie escarmienta en cabeza ajena… Mira como hay “socialistas” en el Puerto Rico de tus padres; y si llegara allí, ya verías a esos socialistas presos, muertos, exiliados…

  17. Avatar

    Witter Bynner

    30 mayo, 2020 at 2:25 pm

    Solo el tiempo dirá dirá si en los años venideros, por fin, se deje atrás —en Cuba y el resto de Latinoamérica— la “ominosa tentación dictatorial”. Estas son las ultimas palabras en el articulo interesante del Sr. Alum. Solamente quisiera agregar que muy poco sabremos si los EEUU mismo pueda dejar ese misma tentacion dictatorial que ya esta en marcha con el gobierno actual que tenemos y el culto del lider sin respeto para los hechos, la salud, y el bienestar del pueblo y la democracia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top