Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Madre paciente de cáncer fue “golpeada sin piedad” al ser arrestada tras el 11J

Noticias de Cuba

Madre paciente de cáncer fue “golpeada sin piedad” al ser arrestada tras el 11J

“De tanto golpe que me dieron llegué hecha caca a la prisión”

madre enferma de cáncer

Miriela Cruz recuerda la sacaban de su celda como si fuera una criminal. (Foto: Captura de pantalla)

Una madre, paciente de cáncer de pulmón, fue “golpeada sin piedad” tras ser arrestada por usar un pulóver donde se leía “Abajo la dictadura, no más hambre, no más represión, patria y vida”.

Miriela Cruz es el nombre de la mujer que fue hasta una estación de policías para pedir información sobre su hijo Dayron Fanego. Este fue detenido en el portal de su casa por participar en las protestas del 11 de julio.

A través de su página en Facebook, la activista Anamely Ramos compartió el testimonio de esta madre que, al no recibir información sobre su hijo, “se quitó la blusa” para que las autoridades vieran el pullover donde se veían frases contra la dictadura y la represión en Cuba.

“Ella me cuenta que sabía que la llevarían presa pero que esa fue la manera que encontró de compartir la suerte con su hijo”, explica Anamelys, quien dijo que, a pesar de ser paciente de cáncer, estuvo detenida siete días en la prisión conocida como el Sidatorio, en San José de la Lajas, en condiciones infrahumanas.

“Le hicieron firmar un papel que decía que estaba acusada de robo con fuerza. Ella les dijo a los oficiales que sin espejuelos no veía casi nada pero ellos insistieron que solo era el papel de la fianza. Miriela, sin embargo, no está preocupada por ella sino por su hijo, es para él que ha reservado el poco dinero que le queda y ha contratado un abogado”.

Miriela Cruz contó que en la prisión “a base de golpes” obligaban a las personas decir “viva Díaz-Canel”. “Había personas con brazos fracturados, golpes en la cabeza”, recuerda.

“De tanto golpe que me dieron llegué hecha caca a la prisión”, comentó la mujer, que vuelve varias veces en el tiempo porque “fueron muchas cosas”. Dice que le rompieron el pullover y la bajaron en “ajustador” en una unidad donde la estaban esperando alrededor de 30 oficiales hombres.

“Le dije a la muchacha que me pusiera la blusa (ella la llevaba encima del pullover) y se burló de mí”, afirmó.

“Cuando me sacaban de la celda, lo hacían como si yo fuera una criminal, con grilletes por la cintura y esposada”.

También asegura que a las personas que llevaban teléfonos, como su hijo, “los obligaban a dar el PIN, para ellos poder entrar”.

A pesar de que el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, asegura que la mayoría de los detenidos el 11J se encuentran el libertad, son muchos los que aún sufren la arbitrariedad del gobierno.

“Entre sábado y domingo la Seguridad del Estado se ocupó de liberar a unas cuantas personas, casi todos visibles, y de jugar la carta de un aparente reblandecimiento de la represión. Por detrás de esa fachada siguen las arbitrariedades de todo tipo”, recuerda Anamely Ramos.

Si quieres recibir más noticias como esta, suscríbete GRATIS a nuestro boletín.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

Noticias de Impacto

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Escándalos en la Farándula

To Top