Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

A 26 años de la masacre del remolcador 13 de Marzo en La Habana

Noticias de Cuba

A 26 años de la masacre del remolcador 13 de Marzo en La Habana

Las evidencias son contundentes para poner tras las rejas a los culpables del crimen cometido a espaldas del Cristo de La Habana

Han pasado cinco lustros y más de este genocidio donde murió una buena parte de mi familia. Sin embargo, siguen gozando de total impunidad los criminales como Raúl Castro, el general de Ejército y ministro de las FAR en el año 94, quien por la anuencia de su comandante en jefe Fidel Castro y acatando el conducto reglamentario, ordena al general de División Senén Casas Regueiros el hundimiento del navío.

Este malhechor sigue vivo y aunque no goza de la inmunidad diplomática como jefe de gobierno, pesan sobre sus hombros este y otros crímenes de lesa humanidad. Con todo y eso ninguna agencia de captura lo husmea ni le importa su cruel ejecutoria. Ahora disfruta del sosiego, y desde su retiro acaba de construir un bunker en Santiago de Cuba.

Supuestamente otras prioridades o el burocratismo mantienen la guardia baja a los Tribunales Americanos u otras cortes internacionales. ¿Acaso no hay la debida competencia territorial? ¿Acaso no se ha encontrado un rival que, en materia de derecho, ponga contra las cuerdas al régimen de La Habana? El triste saldo de 37 muertos (10 niños incluidos) y 31 sobrevivientes sigue esperando justicia.

Gracias a Dios conservo algo de resistencia para continuar llevando esta pesada cruz y si todo es en vano ella misma acaba clavándome en el hueco de mi sepulcro. Estas son mis alternativas frente a la inmovilidad de los organismos encargados de dirimir el caso. Y por solo citar dos demandas: la abierta en la OEA desde el año 1996 y la interpuesta en el Palacio de Justicia en Bélgica en el año 2001, en ambas peticiones nada serio se ha conseguido.

Abrigo muchas esperanzas en las acciones más recientes de Justice Cuba con su líder René Bolio al frente, y su tropa aguerrida de magistrados internacionales. Estos valientes hombres ahora nos representan y confío en que obtendrán la condena esperada.

Mientras tanto, vuelvo a mis pasos con mayor denuedo; como el duendecillo de siempre, el alegato bajo el brazo listo a ganar el pleito. Las evidencias son contundentes para poner tras las rejas a los culpables de un crimen cometido a espaldas del Cristo de La Habana.

Hay que ganarle tiempo al tiempo porque corremos riesgos de que el régimen se sienta libre de continuar cometiendo abusos y ganando nuevas víctimas. A tanta demora es muy probable que nos quedarnos sin testigos o culpables, frente a un proceso acusatorio. La muerte acecha, bien sea por vejez u otras causas.

¿Cuánto más hay que insistir para que mi cruzada avive sus ecos en las salas del Tribunal Internacional de La Haya en Holanda? Qué falta para sentar en el banquillo de los acusados a estos criminales que vistieron de luto a numerosas familias cubanas y mataron a la mía hace 26 años.

Jorge A. García

Escritor y Poeta

Listado de los fallecidos en el remolcador 13 de marzo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Lo más leído en la semana

Advertisement

Vea Hola! Ota-Ola en VIVO

To Top