Connect with us

PERIÓDICO CUBANO

Cuba destinó más de 900 millones a combatir el Covid-19, según la Mesa Redonda

Noticias de Cuba

Cuba destinó más de 900 millones a combatir el Covid-19, según la Mesa Redonda

El Gobierno afirma que invirtió más del 50% del presupuesto entre salud y educación

Imágenes de un hospital cubano, paredes manchadas y baño sin llave. (Facebook Yusnaby Pérez).

Más de 900 millones de pesos es el presupuesto que el gobierno de Cuba asegura haber gastado en el combate a la pandemia de Covid-19 en el territorio.

A través del programa Mesa Redonda, la ministra cubana de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, declaró que más de 900 millones de pesos se dedicaron al sector salud solo hasta el cierre de agosto.

Sin embargo, las pésimas condiciones de los hospitales y centros de aislamiento, la falta de medicamentos y otros recursos en los mismos, la carencia de personal y hasta pésimas condiciones de higiene y mantenimiento, ponen en duda la cuantiosa cifra que se supone fue invertida en este rubro.

El diario Granma dedicó este fin de semana un escrito en el que exalta la labor del gobierno, que “aún con recursos limitados y bloqueada” destina “de sus flacos bolsillos” más del 50% del presupuesto anual a la salud y educación.

En ninguno de los dos medios oficialistas, sin embargo, se hizo referencia a las carencias denunciadas en múltiples ocasiones por los ciudadanos de la Isla, mismas que han aumentado a raíz de la pandemia pese al “alivio” que debieron significar los centros de aislamiento para evitar ese abarrotamiento.

Denuncian terribles condiciones de un centro de aislamiento en La Habana: “Un lugar deplorable”

Denuncian terribles condiciones de un centro de aislamiento en La Habana: “Un lugar deplorable”. (Collage: Grettel Conde-Facebook)

Es el caso de la falta de medicamentos, como los usados para tratar la diabetes, que llevan medio año desaparecidos de farmacias y hospitales, esto aunque los diabéticos son población de alto riesgo para el coronavirus.

Asimismo, es notoria la falta de equipo médico e insumos, que pese a la exorbitante suma supuestamente invertida por el Estado y a las múltiples donaciones de organizaciones y del gobierno de China, que al menos en cinco ocasiones realizó donaciones en especie y en efectivo, no se supera.

Desde equipos de protección, como mascarillas y guantes que los médicos de distintos hospitales han tenido que reciclar por necesidad, hasta camas y colchones, que están manchados y rotos. Hasta materiales más especializados como el hilo quirúrgico, cuya falta provocó que los médicos dejaran estéril a una paciente de 20 años al coserla con un tejido improvisado.

Los hospitales de Cuba han sido evidenciados funcionando sin las mínimas condiciones de higiene, sin desinfectante como cloro o hipoclorito, algo antihigiénico en un centro médico aún sin la pandemia, y en ocasiones incluso sin agua potable.

Por su parte, los centros de detención han sido denunciados por lo mismo, por no tener agua potable ni jabón para lavarse las manos, por las condiciones de hacinamiento que los vuelven un riesgo de infección aún mayor y por no tener comida ni agua potable para sus internados.

Denuncian la pésima higiene en un centro de aislamiento en La Habana

Mala comida y falta de higiene en un centro de aislamiento de La Habana (Collage: Yenisleidys Reyes – Facebook)

Pese a las incontables pruebas de todo lo anterior, Bolaños Weiss calificó de “cardinal” el hecho de que ese dinero está destinado “a la atención a los enfermos en los hospitales y otras personas aisladas en más de un centenar de centros, además de garantizar las medidas higiénico-sanitarias”.

La funcionaria castrista también señaló que parte de esa estrategia incluye el “respaldo salarial” a aquellas personas, como madres con hijos pequeños, que no han podido retornar a sus puestos de trabajo.

Claro que ello debe aplicar solo a las trabajadoras del gobierno, pues el resto de los cubanos no ha recibido ningún apoyo económico a pesar del desempleo y las restricciones que impiden a gran parte de la población laborar de manera formal y seguir manteniendo sus hogares.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top